Sobre mí

© 2003-2018 Gustavo Fingier. 

Creada con w
ix.com  
Diseñadora: Sharon Fingier  

  • White Facebook Icon
Suscribite

Escritor, con una misión clara en su vida:
Dejar gotas de enseñanzas que nos ayuden a ser mejores personas, a valorar quienes somos, a disfrutar de  lo que  tenemos.

 

Lee más

 

Nuestro tiempo

Actualizado: 31 de jul de 2018



Jaime tenía un campo en Entre Ríos. Cada dos meses, allí se reunía toda la familia. Siempre dedicaba la tarde del sábado a cabalgar con sus nietos, que tenían diez y doce años. Pero ya no podía, por lo que se sentó con ellos y les explicó:

-Chicos, lamentablemente, debido a mi edad, tengo problemas de columna, por lo que no podré cabalgar más. No obstante, pueden ir con su padre o, incluso, si él se los permite y van con cuidado, pueden hacerlo solos. -Si no es con vos, no cabalgaremos más -dijeron los dos. -Pero, si les gusta tanto.

-En realidad no nos gusta -le dijo uno de ellos. -Lo que pasa es que por el trabajo, compromisos y problemas, no tenés mucho tiempo para dedicarnos, sin embargo, cuando cabalgamos, pasamos toda la tarde juntos y ni siquiera el teléfono nos interrumpe -le aclaró el mayor.

Su abuelo los abrazó y les dijo: -Caminando no llegaremos tan lejos, pero compartiremos toda la tarde solos y juntos.

0 vistas

Cuentos, Frases y Reflexiones