Lo fácil no siempre es bueno



Miriam llevaba poco más de tres meses de casada, y a pesar que ella lo negaba, su madre notaba en su cara que no era feliz.


Finalmente la encaró y no le dio posibilidad a que se negara a hablar.

Ella le dijo que el problema era que discutía mucho con su esposo y como los temas quedaban sin resolver tenía una larga lista de cosas que le molestaban.


Entonces su madre le contó la historia de Pepe, el pintor.

- Pepe, de profesión pintor, con sacrificio había logrado comprar su propia casa. Después de dos años, tras una fuerte tormenta, comenzaron a caer unas gotas del techo del comedor. Cuando se secó le puso un poco de material y lo pintó. Con el tiempo se fue repitiendo en distintos lugares con goteras cada vez más grandes. Como le resultaba más fácil pintarlo que arreglarlo, lo resolvía con pintura ya que además quedaba siempre impecable. Pero un día fue suficiente una llovizna, para que el techo se le viniera completamente abajo.


- La convivencia no es fácil, seguramente tendrán muchas diferencias que conciliar, pero todos los problemas que hoy tapen serán huecos que debilitarán la base de la familia que ustedes están construyendo, y si la base no es firme una pavada podrá derrumbarla.


Querida hija: la vida no es siempre color de rosas, ni será del color que ustedes sueñen o elijan. La vida va a tener el color con el cual “realmente” la pinten.

0 vistas

Cuentos, Frases y Reflexiones

Sobre mí

Escritor, con una misión clara en su vida:
Dejar gotas de enseñanzas que nos ayuden a ser mejores personas, a valorar quienes somos, a disfrutar de  lo que  tenemos.

 

Lee más

 

Suscribite
  • Facebook
  • Instagram

© 2003-2018 Gustavo Fingier. 

Creada con w
ix.com  
Diseñadora: Sharon Fingier